Sopa de cheddar y cerveza

Esta sopa nunca se me hubiera ocurrido hacerla si no fuera porque en Múnich hoy, a finales de Mayo, hace un tiempo malísimo más propio de invierno que de primavera. El cheddar como aderezo para sopas me gusta mucho y no me es extraño ya que lo uso también para otra receta muy socorrida en días de frio, la sopa de coliflor y cheddar, con muy buenos resultados.

Tras un día de frio y lluvias se me antojaba una buena y contundente sopa, así que di por internet con esta receta, que he modificado al gusto propio y en función de las limitadas existencias del supermercado de cerca de mi trabajo, hasta los topes por la víspera de puente. En fin, espero que os guste, fue un éxito.

Ingredientes

–              1 puerro hermoso

–              3 zanahorias medianas

–              1 cebolla morada

–              1 diente de ajo hermoso

–              50 gr de mantequilla sin sal

–              2 cucharadas de harina

–              ½ litro de leche

–              ½ litro de caldo de pollo

–              1 cerveza (500 ml)

–              320 gr de English Cheddar (rallado).

–              125 gr de bacon en tacos

–              1 cucharada de salsa Worcestershire

–              1 cucharada de mostaza de Dijon

–              1 hoja de laurel

–              Sal y pimienta

Preparación

En una olla grande cocinamos el bacon en tacos hasta que este dorado y haya soltado toda su grasilla. Lo retiramos y reservamos en un bol a parte como guarnición.

Lavamos, pelamos y cortamos en rodajas las zanahorias, el puerro y la cebolla. Junto con el ajo bien picado, cocinamos en la grasa del bacon durante 5-6 minutos a fuego medio o hasta que la cebolla este rendida pero si llegar a dorarse.

Añadimos media botella de cerveza y dejamos reducir a la mitad.

Mientras tanto, trabajamos en el roux (mezcla de harina y grasa, en este caso mantequilla) derritiendo la mantequilla en un sartén pequeña y añadiendo la harina poco a poco, asegurándonos de ir removiendo bien para evitar que se formen grumos. Cocinamos a fuego bajo durante 5 minutos hasta que el roux adquiera un color tostado.

Entonces vertimos el roux, la hoja de laurel, la leche, el caldo y el resto de la cerveza y dejamos hervir a fuego lento unos 15 minutos.

Para finalizar una cucharada de salsa Worcestershire, otra de mostaza de Dijon y pimienta al gusto. Corregimos de sal en este momento.

Apagamos el fuego y vamos incorporando el queso cheddar poco a poco, removiendo bien para que se funda y no queden grumos. Si veis que queda muy densa, aligerad con un poco más de caldo.

Servimos inmediatamente en platos hondos, con una cucharadita de bacon al centro crujiente como guarnición.

Esta sopa hace bueno cualquier día gris, y admite ser consumida de un día para otro si se guarda en la nevera.

Espero que os guste.

Leave A Comment